Ejercicio. 8vs8 con participación de los porteros

Son muchos los entrenadores que consideran a los ejercicios de posesión como el paso siguiente al rondo. Como ya hemos visto en otras ocasiones, existe un juego colectivo de confrontación con distintas variantes: puede haber dos equipos o más equipos, apoyos por fuera, etc. 

Este tipo de tareas están enfocadas fundamentalmente para esos equipos que quieren llevar la iniciativa en el juego, que quieren tener el balón y sobre todo, para saber que hacer con él cuando está en nuestro poder.

La importancia en el juego de posesión

Hoy en día, no se concibe un guardameta que además de sus cualidades específicas, no tenga cierto dominio en el juego con los pies. Se puede decir que hay un antes y un después desde la aparición de la nueva regla de juego en el año 1992 en la que se prohibía el uso de las manos si el balón llega al portero cedido por el pie de un compañero. 

Ya no es suficiente que un portero detenga todo lo que llegue a su portería, es fundamental que pueda llevar un juego con los pies similar al resto de compañeros. Por ese motivo, un portero debe transmitir confianza en su juego con los pies. A veces, vemos a algunos guardametas que parecen el quinto defensa, lo que ayuda en la salida de balón al contar con superioridad para la misma.

Por todo esto, es fundamental que los porteros participen en las tareas de entrenamientos como un jugador de campo más, donde puedan mejorar sus capacidades y habilidades técnicas. Cada vez más, se puede ver en equipos de formación, concretamente en fútbol 7, que los porteros también juegan un tiempo como defensa, de esa manera, mejoran su juego de pies así como la relación tiempo-espacio en las jugadas que intervienen.

Dicho esto, queda claro la importancia de que los porteros entrenen su juego con los pies y para ello, esta semana traemos una tarea donde los porteros participan en la tarea de posesión. 

Lo que se busca en dicha tarea, en lo que respecta a los guardametas, es que mejoren su solvencia en el juego con los pies, trabajar la lateralidad y mejorar, tanto el control orientado, como el pase corto y la coordinación.

Descripción del ejercicio

En un espacio 65x40m dividido en dos subespacios, se juega un 7vs7 con dos comodines por fuera que serán los porteros. La tarea consiste en mantener la posesión de balón apoyándose en los porteros que están situado en ambos fondos. Se puede jugar con uno de ellos las veces que sea necesario. Hasta que no se consigan 7 pases entre ellos, no se podrá jugar al otro espacio con el otro portero. Cuando se pasa el balón al otro portero, todos los jugadores cambian de subespacio. Cada vez que un equipo consiga dos cambios de espacio consecutivos, se anota un punto. Gana el equipo que más consiga al final del ejercicio.

Ejercicio. Juego de posesión – 10vs10 en cuatro subespacios

Comencemos recordando que la definición de posesión es “la conservación y mantenimiento del balón por parte de uno de los dos equipos, el mayor tiempo posible, llevando a cabo acciones combinativas con el objetivo principal de tener el control del juego”.

Dicha conservación de balón, es un principio táctico muy utilizado en el fútbol moderno porque, gracias a él, el equipo se garantiza que el rival no despliegue su juego de ataque.

La importancia del balón

La posesión o no del balón da al equipo la posibilidad de llevar la iniciativa y, en muchos casos, la posibilidad de llevar o no el control del juego. Esto se debe a que si el equipo no tiene el balón, no puede llevar a cabo el juego que plantea y, en cierto modo, está supeditado a lo que decida el rival con él. Por esta razón, también se entrenan los medios y principios para contrarrestarlo, como puede ser la presión tras pérdida, que veremos posteriormente en la tarea a desarrollar.

  • El balón también sirve para ordenar a los jugadores, de manera que cuando lo tiene el equipo, se propone generar, mientras que cuando no lo tiene, se intenta recuperar.
  • Otro detalle destacable es la velocidad a la que se juegue, ya que ésta condicionará el ritmo de juego tanto del equipo como del rival.
  • También proporciona un equilibrio racional del terreno de juego al intentar aprovechar los espacios libres generados tanto por los jugadores del equipo como por el contrario.
  • También provoca movimiento en los jugadores, bien para tenerlo o bien para recibirlo.

Su buen manejo es de vital importancia, ya que sin él, la posesión del mismo no tiene mucho sentido, de ahí que este tipo de tareas sean necesarias e imprescindibles para que el jugador se pueda llegar a desenvolver de la forma más natural posible con el balón. Si se logra un buen manejo, se conseguirá seguridad en la posesión y por lo tanto, las acciones posteriores se podrán llevar a cabo con mayor éxito. A mejor manejo, mayor eficacia y mayor eficiencia ahorrando esfuerzos.

Según todo lo expuesto anteriormente, se puede ver la importancia de tener el balón pero: ¿todos los entrenadores lo intentan desarrollar? ¿todas las plantillas están capacitadas para desarrollar este juego llevando la iniciativa? Está claro que no. Siempre va a ir ligado a las cualidades de los jugadores que se dispongan para poder llevar a cabo un estilo de juego donde la posesión del balón sea su característica fundamental.

“Yo soy muy egoísta en algo: la pelota la quiero para mí. No espero a que me la entreguen, si la tienen los rivales tienen que saber que la voy a ir a buscar para volver a tenerla”. Pep Guardiola 

Descripción del ejercicio

Un 10vs10 en el espacio determinado, dividido a su vez en cuatro subespacios. Los jugadores deben realizar 10 pases para conseguir un punto. Cuando un equipo pierde la posesión, debe intentar recuperarlo con la mayor brevedad posible. Si la recuperación se realiza en el mismo subespacio que la pérdida, solo serán necesarios 6 pases en el ataque siguiente para anotarse un punto. En caso de que los 10 pases se den pasando por los 4 subespacios, el punto es doble. Gana el equipo que más goles anote al final del ejercicio.

Ejercicio. Posesión – 8vs8 + comodines

Esta semana volvemos a traer una tarea para trabajar la posesión de balón. Como ya hemos visto en este blog semanas atrás, son muchas las cuestiones contrapuestas que surgen con respecto a tener el balón y por eso, lanzamos una pregunta: ¿qué beneficios conlleva tener la posesión de balón?

Ya es sabido por nuestros lectores que no todos los equipos están preparados para llevar a cabo este tipo de juego. Es fundamental tener una plantilla cuyos jugadores estén dotados técnicamente para poderlo ponerlo en práctica y, sobre todo, trabajarlo diariamente en las sesiones de entrenamiento.

VENTAJAS

Las ventajas con las que se encuentra el equipo que lo lleva a la práctica son múltiples y destacaremos algunas de ellas:

  • Tener el balón es sinónimo de control del juego en ese momento, por lo tanto, es el que manda en el terreno de juego y eso da al equipo estabilidad y seguridad.
  • Al tener el control, se es capaz de marcar el ritmo de juego según el momento y del resultado, ya que puedes acelerarlo o ralentizarlo en función de las preferencias.
  • Genera confianza en el jugador, lo que hace que su toma de decisión también mejore y por lo tanto, será más difícil perder el balón.
  • Genera en el oponente una situación de estrés e incertidumbre, puesto que no conocen las intenciones del rival y doblan esfuerzos para tratar de recuperarla.

TODO NO ES EL BALÓN

En este tipo de juego, también es de vital importancia aquellos movimientos que realizan sin balón los compañeros del poseedor. Como todo en el fútbol, también hay que entrenarlo para maximizar las opciones de conservación de la posesión. Mediante estos movimientos conseguiremos crear líneas de pases, espacios libres para que otro compañero lo aproveche al arrastrar al jugador de la zona con su movimiento, en definitiva, desorganizar al rival, creándole dudas y malestar en el terreno de juego.

Descripción del ejercicio

Se juega un 8vs8 + 2 comodines en el espacio determinado. Los jugadores atacantes se sitúan según sus posiciones alrededor del espacio: centrales, lateral-extremo en cada lado y delanteros. Los dos comodines actúan como mediocentros. El equipo poseedor del balón debe circular el balón de lado a lado del espacio, anotándose un punto cada vez que lo haga. No se puede pasar el balón al jugador del mismo lado del cuadrado. El equipo defensor debe robar el balón tantas veces como pueda en el tiempo definido de trabajo. Los equipos cambian tras cada repetición. Gana el equipo que más puntos consiga al final del ejercicio.

Ejercicio. Posesión – 3vs3 + 1 comodín en dos subespacios

Hoy se expone un juego de posesión que se puede llevar a cabo por todos los equipos, independientemente del nivel, ajustando las reglas de provocación y los constreñimientos. Definimos posesión como la conservación y mantenimiento del balón por parte de uno de los dos equipos, el mayor tiempo posible, llevando a cabo acciones combinativas con el objetivo principal de tener el control del juego.

Aclaramos brevemente la diferencia que existe entre el juego de posesión y el juego de posición, ya que son muchísimas las personas del mundo del fútbol que los confunden a día de hoy. El juego de posición es un estilo de juego concreto, con unas características propias y claras, mediante el cual se intenta dominar al rival teniendo la pelota usando un posicionamiento de sus jugadores definido y trabajado. Por otro lado, el juego de posesión no es ningún estilo, sino un medio con un juego elaborado y acciones combinativas con la finalidad principal de mantener la posesión del balón. Este juego de posesión tiene muchas variantes. Tanto es así, que algunos equipos lo utilizan como arma defensiva para no encajar gol, y otros como arma ofensiva para intentar marcarlo.

Tareas como las que se muestra hoy deben introducirse dentro de la planificación del equipo, porque se trabaja y mejora en las cuatro facetas del fútbol: tácticamente, con los movimientos del jugador como apoyos, desmarques, etc.; técnicamente, a través de pases, controles, etc.; psicológicamente, por los estados de ánimos que provoca tanto en los jugadores que tienen el balón como en los que no lo tienen; y, por último, en el aspecto físico, debido a los esfuerzos que realizan cuando tienen o no la posesión del balón.

El ejercicio de esta semana es fácil de entender, fácil de montar y a la vez, bastante completa como se podrá apreciar a continuación.

Descripción del ejercicio

Se juega un 3vs3 + 1 comodín en cada uno de los subespacios del espacio delimitado. Cada uno de los comodines permanece siempre en el mismo subespacio. Uno de los equipos empieza con la posesión. Debe dar 4 pases antes de enviar el balón al subespacio contiguo. Cuando se produzca el envío, todos los jugadores (excepto el comodín) cambian de subespacio. Si el equipo defensor roba el balón, debe pasarlo al otro subespacio para comenzar el ciclo. Se juega a dos toques. Cada dos cambios consecutivos de un equipo se consigue 1 punto. Gana el equipo que más puntos consiga al final del ejercicio. Se recomienda cambiar los comodines tras cada repetición.