Entradas

Ejercicio. Partido condicionado 11vs11 con desdoblamiento

Se definen los partidos modificados como aquellas tareas en las que se modifican las normas preestablecidas, con el objetivo de provocar o reforzar algunas conductas en el jugador en unas situaciones concretas del partido. Como todo en el fútbol, los partidos condicionados o modificados pueden llegar a ser una buena herramienta de trabajo siempre que se le dé una buena utilidad.

Al trabajarlos, se busca que el equipo sepa reaccionar a diferentes situaciones de partido y que automatice ciertos mecanismos en base a unos principios que se quieren priorizar, que han quedado recogidos anteriormente en el modelo de juego idealizado del entrenador. Esto se consigue mediante los constreñimientos o reglas de provocación

Hay que tener en cuenta que el uso excesivo de reglas de provocación puede llegar a desvirtuar el juego real, por lo que tampoco se recomienda abusar de las mismas para que el jugador no pierda su capacidad de iniciativa y su creatividad. El jugador debe ser lo más autónomo posible e interpretar el juego en cada momento. Por lo tanto, hay que intentar que encuentre y reconozca la situación que está viviendo y que, aunque en un principio pueda parecer que las resuelve de forma inconsciente por su rapidez de ejecución, la realidad es que emanan de su subconsciente por tenerlas en el recuerdo, ya que las habrá entrenado o vivido con anterioridad.

Por lo tanto, los partidos condicionados ayudan en cierta medida a que el jugador automatice comportamientos  y desarrolle habilidades que ayudarán a llevar a cabo el modelo de juego preestablecido. Esto se consigue enfrentando a los jugadores en dichos partidos condicionados a diferentes variables que se pueden dar a lo largo de un partido como puede ser: limitaciones espaciales y/o temporales, un resultado favorable o desfavorable a falta de poco o mucho tiempo para finalizar el partido, encontrarse en situación de superioridad o inferioridad numérica, etc.

En esta tarea de partidos condicionados, se impondrá una condición para anotar gol relacionada con la creación de superioridad numérica en los carriles laterales: el desdoblamiento de un lateral al extremo que posibilite situaciones de 2vs1.

Descripción del ejercicio

Se juega un 11vs11 en todo el espacio de juego. Para que el equipo poseedor del balón pueda anotar gol, uno de los laterales doble al extremo. No es necesario que reciba el balón, pero sí que debe realizar el movimiento. La condición se ha de realizar cada vez que un equipo gane la posesión. Gana el equipo que más goles anote al final del ejercicio. 

Ejercicio. Partido reducido 9vs9 para amplitud de juego

Esta semana en nuestro blog, vamos a ver cómo y para qué se trabaja la amplitud ofensiva a través de una tarea de partido reducido.

Como venimos recordando a lo largo de todas las semanas, todas las tareas que se realizan con nuestro equipo, tienen que estar íntimamente relacionadas con el modelo de juego que se haya diseñado con anterioridad y, en base a esto, se tendrán que trabajar aquellos principios tanto ofensivos como defensivos que le den sentido a nuestro juego. 

Dentro de los principios ofensivos, hoy vamos a ver la amplitud, definiéndose ésta como la ocupación y aprovechamiento de las zonas exteriores del terreno de juego por parte de los jugadores de nuestro equipo, llevando el balón a dichas zonas con la finalidad de crear desajustes defensivos en el equipo rival. Estos desajustes se provocan obligándoles a abrirse y favoreciendo, de este modo, la progresión tanto por el centro como por las bandas de nuestros jugadores.

Es muy importante tener claro que la amplitud y la profundidad son dos principios que van de la mano, ya que con la primera, se puede conseguir la segunda. Por ejemplo: al forzar al equipo rival a bascular hacia la zona externa donde se encuentra el balón, se facilita la profundidad por dentro aprovechando los pasillos interiores que se van creando. Otra manera por la que se puede conseguir dicha profundidad es a través de situaciones de superioridad por banda, gracias a esa amplitud que se ha dado por parte de nuestros jugadores. Y otra sería a través de cambios de orientación a la zona débil del rival que se ha creado en la banda opuesta como fruto de la basculación a la que se ha visto sometida el rival para intentar evitar la progresión por la banda donde se encuentra el balón.

También se puede conseguir la amplitud a través de lo que se conoce como arrastre, que son movimientos de engaños que se llevan a cabo con la única finalidad de crear espacios libres que pueden llegar a ser útil para sus compañeros en acciones posteriores.

Para finalizar, y antes de pasar a la tarea de esta semana, os dejamos una frase que dijo Pep Guardiola en una entrevista cuando le preguntaron sobre qué pensaba él sobre la amplitud y la profundidad en el fútbol.

“ Si tú tienes los extremos bien abiertos, hay un espacio que es muy difícil de defender. Se crean dos o tres espacios indefendibles”.

Lo que él llama zonas indefendibles son aquellas que se generan cuando el lateral tiene que salir a por el extremo que se encuentra pegado a la banda, dejando un espacio a su espalda que suele aprovechar el equipo que ataca. Es decir, espacios interiores.

Descripción del ejercicio

Se juega un 9vs9 en el espacio delimitado. En ambas bandas se colocan dos porterías de conos. 

Un equipo puede anotar gol de dos formas posibles:

  • Pasando por la portería mediante conducción y buscando centro lateral.
  • Pasando el balón a través de la portería y recibiendo un jugador tras ella, para buscar centro lateral.

Gana el equipo que más goles anote al final del ejercicio.