Entradas

Ejercicio. Ataque vs Defensa – 6vs6 para basculaciones

Todos los ejercicios que vayamos a llevar a cabo a lo largo de las sesiones de entrenamientos de nuestro equipo, deben estar vinculados de alguna manera a nuestro modelo de juego.

Todo modelo de juego debe tener recogido unos principios ofensivos y otros defensivos que lo caractericen. La tarea de hoy está enfocada al entrenamiento de un medio táctico que aplicaremos de una forma un otra según dicho modelo: las basculaciones. Se puede definir como el desplazamiento por líneas o de manera grupal de los jugadores de un equipo en el terreno de juego, orientándose hacia la zona donde el rival tiene el balón con el objetivo de reducir los espacios libres e impedir que el contrario profundice en su juego de ataque.

Existen dos tipos: las horizontales que son aquellos movimientos en sentido lateral que lleva a cabo el jugador en función del balón, y las verticales que son aquellos movimientos en sentido longitudinal también en función del balón. Al llevarlas a cabo, no solo se reducen los espacios libres, sino que también se crea superioridad numérica defensiva y dificultamos al rival la superación de líneas, obligándolo, en cierta manera, a que juegue el balón de forma horizontal o hacia atrás, y siendo más fácil la recuperación del mismo e impidiendo el progreso. Es muy importante trabajar este medio porque la sincronización y la coordinación cuando se ejecuta es fundamental, ya que cualquier desajuste puede provocar un espacio que permita al oponente generar una ocasión de gol.

No obstante, este medio táctico también presenta algunos inconvenientes. Cuando se bascula en exceso sobre una zona, por lo general, se deja mucho espacio libre en la zona contraria. Ser consciente de que el equipo rival intentará sorprender con pases largos o cambios de orientaciones ayudará a anticiparse cubriendo esos dichos espacios. La capacidad de anticipación y la concentración del jugador serán clave para que el rival no pueda sorprender.

Descripción del ejercicio

Se juega un 6vs6 en el espacio delimitado. El equipo defensor se organiza en un 4-2, al igual que el atacante (DEF+MC vs MC+EXT+DEL). El equipo atacante puede anotar gol tanto en las miniporterías laterales como en la principal. Para poder anotar en las miniporterías, el lateral correspondiente debe estar superado por el extremo. El equipo defensor deberá bascular correctamente evitando que se anoten los goles. El gol en las miniporterías laterales vale 1 punto y en la principal 2 puntos. Cuando la jugada acabe, se reanuda la acción desde el centro del campo. Los equipos se intercambian los roles tras el tiempo indicado por el entrenador/PF.