Entradas

Ejercicio. Circuito técnico con finalización. Circulación + Apertura + Centro y remate

Esta semana nos vamos a centrar en uno de los aspectos más importante del futbolista, la técnica, definiéndola como, aquellas acciones que realiza y desarrolla un jugador para llegar a dominar el balón con todas las superficies de contacto que le permite el reglamento. Si estas acciones van en beneficio propio (control, conducción, etc.) se le llama técnica individual y si, por el contrario, es en beneficio del equipo se le llama técnica colectiva (pases, etc.).

Existen muchas formas de trabajar la técnica, pero hoy veremos cómo hacerlo mediante un circuito con finalización.

Un circuito es un ejercicio formado por varias estaciones o postas, donde en cada una de ellas se hará hincapié en algún aspecto técnico en concreto. Aunque se le llame circuito técnico, también se pueden trabajar paralelamente aspectos físicos incluyendo una estación de trabajo en cada posta.

En el que vamos a ver a continuación, se trabajará uno de los gestos técnicos más preciado y que más ventaja aporta al futbolista a la hora de desarrollar su juego, nos referimos al control orientado.

La técnica siempre debe trabajarse, desde que se inicia en las etapas formativas, hasta que llega al mundo profesional. No por el hecho de jugar en una liga profesional, no se mejora. La técnica debe perfeccionarse y entrenarse independientemente del nivel en el que se encuentre el jugador. 

Uno de los ejercicios técnicos que se debe practicar continuamente es, como hemos adelantado anteriormente, el control . Existen varios tipos: la parada, semiparada, el amortiguamiento, pero sin duda, el más valioso, es el control orientado.

Este gesto técnico tiene dos finalidades al mismo tiempo: por un lado, controlar, y por otro, orientar el balón utilizándose la superficie de contacto más apropiada y siempre teniendo en cuenta la siguiente acción a realizar. Para ello, primeramente se debe decidir cuál será la acción posterior para actuar en consecuencia. Esto garantiza la ventaja al que lo realiza y, además, le permite ser más eficiente, ganando el tiempo suficiente de cara a la ejecución de la acción posterior. Para realizarlo con éxito hace falta:

  • No esperar al balón, sino atacarlo, ir a por él.
  • Tener seguridad y control sobre la superficie del cuerpo que se va a utilizar.
  • No estar tensionado muscularmente, sino todo lo contrario, relajar la parte de contacto.
  • Perfilarse bien, es decir, preparar el cuerpo mediante una buena orientación, antes de hacer el control.

¿Cómo influye este gesto técnico en el juego?

Está demostrado que aquellos equipos cuyos jugadores llegan a controlar este gesto, pueden jugar a un mayor ritmo. Al jugar a mayor velocidad, se crean mayores espacios, no dando tiempo al oponente para el repliegue, las ayudas y/o las basculaciones. Como consecuencia, se facilita la fase ofensiva al equipo poseedor del balón al encontrar al equipo defensor con desajustes.

A continuación se presenta un circuito técnico con varias postas en medio campo de fútbol 11, donde se trabajará la mejora de la conducción, el control orientado, el pase y por último el disparo a portería.

Descripción

Se disponen los jugadores como indica la imagen. 

  1. El ejercicio inicia en el extremo. Este realiza una conducción en línea recta hasta llegar a unas picas altas donde realiza un zig-zag para dar un pase a continuación al jugador de la siguiente posta.
  2. El jugador de la posta 2 realiza un control orientado y da un pase al jugador de la posta 3, que le devuelve el balón y envía el balón al jugador de la posta 4.
  3. El jugador de la posta 4 inicia cuando el jugador de la posta 2 pasa al de la posta 3. Recibe el balón de 2 para centrar. 
  4. El jugador de la posta tres entra a zona de remate bordeando la pica.